¿Qué culpa tienen los chicos?

Cuando leí acerca de lo sucedido en este jardín ubicado en Tres de Febrero, no lo creí. Me pareció; que las cosas ya habían llegado muy lejos. Pero buscando más información, encontré el comunicado oficial de la Municipalidad y confirmé que este horroroso hecho había sido cierto.
"La política educativa de la Municipalidad de Tres de Febrero garantiza la libertad de expresión, el derecho a huelga y todos los derechos de trabajadores y trabajadoras de la educación, y de todo ámbito. Pero en modo alguno avala ni puede permitir que se involucre a los niños y niñas en debates que corresponde dar enteramente a los adultos, quienes somos responsables de garantizar la mejor educación para ellos".
Saqué este fragmento del comunicado que mencionaba antes y creo que es la mejor forma de describir lo que está pasando acá. Creo que ya llegamos muy lejos. Los docentes, ya sean de jardín, primaria, secundaria o nivel superior, tienen la tarea más importante del país: educar. No pude evitar consultar a mis allegados acerca su historia en el jardín de infantes para compararla con este hecho, y todos me respondieron lo mismo: pintaban, dibujaban, escuchaban música, hacían manualidades. El 'kinder' sirve para promover el juego, estimular la creatividad y la memoria de los chicos, no para meterles preocupaciones claramente adultas en la cabeza sin que siquiera puedan razonar o entender al respecto.
Esto es igual que los padres cuando se divorcian. Muchas veces he visto que el padre o la madre deciden hablarle mal del otro a sus hijos. Da igual que sean pequeños o grandes, no tienen por qué meterse en los conflictos de pareja de sus progenitores. ¿Por qué llenarlos de odio cuando el problema es de ellos? Dejen a su hijo o hija crecer y que ellos descubran las cosas por sí mismos. Y para que lo hagan, necesitan tener educación. Que les enseñen a pensar, a dudar de todo, a formar sus propias ideas en cuanto a lo que ven.
Más allá de que el desalojo a los docentes haya sido o no represión, ¿qué tan llenos de odio pueden estar para hacer esto? Son solo chicos y ya los están obligando a crecer con una idea que no es propia. Aun no están en condiciones de razonar el conflicto del pasado domingo en el Congreso. ¿Qué pretenden haciéndole esto a niños de 4 años? Déjenlos vivir su edad. Que dibujen, que canten, bailen, que se diviertan. No los metan en su odio. En algunos años serán capaces de decir "la represión a los docentes fue horrorosa" o "fue un desalojo ya que no tenían permiso de hacerlo". Ya van a poder pensar y razonar por su cuenta, sin nadie presionándolos. Pero el momento no es ahora. Con los chicos, no.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Recuerdo

El cuarto poder

Holocausto y Venezuela, una desafortunada comparación